Dibujo porque sí

De como cuando me siento sin propósito y salen esos dibujitos tal como los que hacía de niña. Así podría llamarse este post.

Esos monigotes que andaban en cuanta hoja encontrara y todavía cuelgan en los cuartos de infancia de una amiga de la escuela, asoman a modo de señaladores entre las hojas de un libro de Galeano de otra, o se amontonan en cajones junto a cositas salvajes que guadamos porque sí. Recuerdo que entonces enloquecían al cartero que llevaba y traía las cartas que nos escribíamos con él.

Aparecen con sus formas y colores. Los lápices heredados de mami. El cuaderno hecho por Grace tan amorosamente. Ya no es el café, sino un el té. Me acompaña mi gata.

Nunca se los muestro. Hoy. Será que hace poco cumplí años y que uno va perdiendo capas. Será que crecer volver al origen. Aceptar y amar cada rasguño y guiño.

O que me vengo muriendo de ganas de dibujar después de una larga pausa restaurativa. Es que dibujar es encuentro conmigo misma. Es necesidad creativa y expresiva. O será porque esos dibujos parecidos a los que hice siempre y vi en la red, esos que hace otra chica que trabaja tanto y para marcas importantes, me dijeron que volviera a valorar a lo que era mío. Pero no, el proceso ya venía. Porque no hay lugar a la envidia o al orgullo, sino que es desde el amor más profundo por lo que se nos dio y dejamos pasar.
Dejar el juicio, abrazar la dicha del color. Oler al lápiz sobre la hoja y esa musiquita, que da ganas de bailar.

A veces, a mis dibus los llamo doodles. Mucho más que eso no cambió. La gran limpieza interna me reencontró. Ahora, a jugar!

#doodlingaround #nofilter #dibujos #crecer #dibujosporquesí #idrawbecauseiadrawbecauseidraw

Dibujo porque sí

Dibujo porque sí

Categories: Personal.

Leave a Reply